22 de febrero de 2024

Noticias Innovadoras

Genuinas Sucesos y Sociales

La previsión de balance: la clave de la gestión financiera de su empresa

6 minutos de lectura

Construir una empresa es como levantar un edificio complejo en el que cada ladrillo cuenta. El balance no es sólo un ladrillo, es el cimiento, el pilar que sostiene toda la estructura financiera.

No son sólo cifras y tablas, sino una visión, una hoja de ruta que guía cada decisión financiera. El balance no es un documento estático; vive, respira y evoluciona con tu empresa. Le permite ver el futuro, desde validar la viabilidad de su proyecto, y convencer a los inversores de que su visión es sólida. Esta es la clave del éxito financiero de su empresa y de su futuro a largo plazo.

¿Qué es una previsión de balance?

La previsión de balance es un documento financiero vital para cualquier empresa, sea cual sea su tamaño. Proporciona una estimación de la situación financiera de la empresa durante un periodo determinado, normalmente tres años. Es una herramienta de gestión que ayuda a directivos e inversores a evaluar la rentabilidad y continuidad de la empresa, y a anticipar las necesidades de financiación y los riesgos potenciales.

Forma parte integrante del plan de negocio de la empresa y desempeña un papel fundamental a la hora de convencer a socios financieros como bancos e inversores. Demuestra la viabilidad del proyecto y su capacidad para generar beneficios a largo plazo. La previsión del balance también es una herramienta para dirigir y ajustar las decisiones estratégicas, ya que proporciona una visión general de los recursos y compromisos financieros de la empresa.

Comprender los componentes clave de un balance de previsiones

Un balance de previsión es una herramienta esencial para cualquier empresario. Proporciona una visión general de la salud financiera de la empresa, destacando los activos, los pasivos y otros elementos clave. El cuadro siguiente presenta estos componentes de forma concisa e informativa.

Balance de previsión
ActivoInmovilizado material, inmaterial y financiero Deudores comerciales e inventarios previstos Tesorería (valores negociables, cuentas bancarias)
PasivoFondos propios (capital social, reservas, beneficios) Provisiones para riesgos y gastos Deudas (financieras, comerciales, fiscales y de seguridad social) Descubiertos bancarios y líneas de tesorería
ObjetivosValidar la viabilidad del proyecto Gestionar la empresa Apoyar el proyecto ante los inversores
Ratios financierosNecesidades de capital circulante Capital circulante Posición neta de tesorería

Composición del balance previsto

El balance proyectado se compone de dos partes principales: el activo y el pasivo. Representan, respectivamente, los recursos y la financiación de la empresa. Comprender estas dos partes puede ayudarte a elaborar un balance coherente y realista que te permita controlar la evolución financiera de tu empresa.

Activo

El activo del balance incluye todos los recursos que posee la empresa. Se dividen en varias categorías:

  • Deudores Son los importes adeudados por los clientes, socios o proveedores de la empresa. Pueden proceder de ventas a crédito, anticipos sobre pedidos u otras transacciones comerciales.
  • Existencias Las existencias son bienes disponibles para la venta o la producción, como materias primas, productos acabados y mercancías. La gestión de las existencias es un factor clave para optimizar la tesorería de una empresa.
  • Activos fijos Los activos fijos incluyen los bienes duraderos utilizados en el funcionamiento de la empresa, como edificios, maquinaria y vehículos. Su depreciación debe tenerse en cuenta en el balance proyectado.
  • Efectivo y equivalentes de efectivo Son los activos líquidos de la empresa, es decir, el dinero inmediatamente disponible en sus cuentas bancarias o en efectivo.

Pasivo

El pasivo del balance representa las distintas fuentes de financiación de la empresa. Se compone de las siguientes partidas:

  • Fondos propios Corresponde a los fondos aportados por los socios o accionistas de la empresa, así como los beneficios no distribuidos. Es la parte menos costosa de la financiación, ya que no genera intereses que reembolsar.
  • Deuda Son préstamos contraídos con bancos, entidades de crédito o particulares para financiar las actividades de la empresa. Generalmente conllevan intereses y deben reembolsarse según un calendario preestablecido.
  • Cuentas corrientes de los socios Representan sumas adelantadas por los socios o accionistas para financiar temporalmente la empresa. Pueden devengar intereses, pero generalmente son reembolsables en cualquier momento.
  • Descubiertos autorizados Son facilidades de descubierto concedidas por los bancos para que las empresas puedan hacer frente a sus necesidades de tesorería a corto plazo. Suelen estar limitados en el tiempo y sujetos a tipos de interés específicos.

Crear y utilizar un balance proyectado

La creación de un balance es un paso clave para garantizar la buena gestión financiera de tu empresa. Para empezar, hay que determinar la duración de la previsión del balance, generalmente en un periodo de 3 años. Esto te dará una visión a medio plazo de las finanzas de tu empresa y te permitirá anticipar las necesidades de tesorería.

Es aconsejable recurrir a un profesional, como un censor jurado de cuentas, para que te ayude con este proceso. Él o ella podrá ayudarte a elaborar un balance coherente y adaptado a tu empresa. También puedes utilizar programas informáticos o plantillas de hojas de cálculo en línea que te ayuden a crear tu previsión de balance.

En algunos casos, puede ser conveniente crear dos previsiones de balance distintas para situaciones diferentes. Por ejemplo, un balance optimista y otro pesimista, para anticiparse a los distintos escenarios posibles y estar preparado para reaccionar en consecuencia. Estas dos visiones permiten comprender mejor los riesgos financieros en que incurre la empresa y adaptar su estrategia en consecuencia.

Importancia de una previsión equilibrada del balance

El equilibrio financiero es un aspecto importante del balance previsto. Es esencial que el activo y el pasivo estén equilibrados, es decir, que los recursos financieros (fondos propios, deudas, etc.) sean suficientes para cubrir los usos financieros (inmovilizado, existencias, etc.). Un balance desequilibrado puede provocar problemas de tesorería y poner en peligro el futuro de la empresa.

Para lograr este equilibrio, es necesario analizar y estimar las necesidades y los recursos financieros de la empresa. Hay que tener cuidado de no subestimar las necesidades de tesorería y de no sobrestimar los recursos disponibles. Un seguimiento periódico del balance previsto permitirá ajustar las previsiones y restablecer el equilibrio en caso necesario.

Gardez à l'esprit que le bilan prévisionnel a ses limites. En tant qu'outil de prévision, il ne garantit pas une exactitude parfaite des chiffres et peut être sujet à des imprévus ou des changements de contexte. Néanmoins, un bilan prévisionnel bien élaboré et équilibré demeure un outil précieux pour la gestion financière et la réussite de votre entreprise.

La previsión de balance como herramienta de visión y anticipación

Además de su función primordial de representación financiera, el balance es una auténtica herramienta de gestión y previsión para su empresa. Le ofrece una visión clara y precisa de su situación financiera a corto y medio plazo, permitiéndole adaptar sus decisiones en consecuencia. En consecuencia, desempeña un papel fundamental en el éxito y el futuro a largo plazo de su empresa.

Una previsión de balance tiene muchas ventajas. Facilita la toma de decisiones ofreciéndote una base sólida sobre la que evaluar las inversiones que tendrás que hacer y la financiación que necesitarás. También le permite identificar riesgos financieros y poner en marcha medidas correctoras para afrontarlos. Es una herramienta inestimable para convencer a sus socios financieros (bancos, inversores) de la viabilidad de su proyecto.

También hay que tener en cuenta ciertas limitaciones. Se basa en supuestos que pueden resultar incorrectos o cambiar con el tiempo. Por tanto, debe actualizarse y sus previsiones afinarse a la luz de la experiencia real. No debe considerarse como una garantía absoluta de éxito, sino más bien como una herramienta de decisión y gestión para su empresa.

En resumen, la previsión de balance es una herramienta inestimable para anticipar las tendencias financieras de tu empresa y adaptar tu estrategia en consecuencia. Te permite controlar mejor los riesgos y optimizar tus recursos, al tiempo que te ofrece una visión clara y realista de tu situación financiera. No olvides que su pertinencia dependerá de la calidad de los datos y las hipótesis en que se basa, y de la regularidad con que se actualiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *